No fue un asalto al Ayuntamiento de Lorca fue un asalto a la democracia
Saltar al contenido
España Trabaja

No fue un asalto al Ayuntamiento de Lorca fue un asalto a la democracia

1 febrero 2022
No fue un asalto al Ayuntamiento de Lorca fue un asalto a la democracia

No fue un asalto al Ayuntamiento de Lorca fue un asalto a la democracia

La firma de Àngels Barceló

Hola, muy buenos días. Lo que pasó ayer en el Ayuntamiento de Lorca no es una anécdota, no es un grupo de ganaderos indignados protestando porque ven peligrar su sustento.

Así lo que pasó ayer en el Ayuntamiento de Lorca es el resultado de un clima y de un caldo de cultivo cargado de crispación, de polarización, de medias verdades y de mentiras enteras.

Se votaba en el consistorio una modificación del Plan de Ordenación Urbana para alejar del casco urbano las nuevas granjas de cerdos.

Había una manifestación a las puertas de la que se desgajó un grupo de personas que entraron a la fuerza y con violencia en el Ayuntamiento.

Hay que decir que la nueva ordenación no afecta a las granjas ya existentes, pero sí

impide que se construyan nuevas granjas de porcino o se amplíen las existentes a una determinada distancia del núcleo urbano.

Los que protestaban decían que se pone en peligro su subsistencia, los que asaltaron el Ayuntamiento decían que le querían prender fuego.

Las reacciones políticas han sido inmediatas, el alcalde socialista compara el asalto con el del Capitolio, el PP y VOX

dicen que, claro, que cómo no van a pasar cosas como estas si el PSOE se quiere cargar el campo.

La moción pretende que las granjas tengan el menor impacto posible en la población, pero qué más da, cuando la

maquinaria de los bulos se ha puesto en marcha ya es difícil frenarla.

Parece que nadie escucha, que nadie pregunta, que nadie se informa. El bulo se extiende y el resultado es un asalto a una institución democrática. No hay intención de intervenir en el pleno de manera razonada y razonable, hay intención de reventar el pleno.

Insisto, en que lo de Lorca no es una anécdota

Por eso, insisto, en que lo de Lorca no es una anécdota, Sin el clima previo, sin la enorme bola que se ha hecho con el

asunto de las macrogranjas, es posible que el desenlace hubiera sido otro.

Lo de Lorca es un síntoma de que hay cosas con las que se está yendo demasiado lejos. No todo vale, y la mentira nunca debería valer. Porque la mentira, los bulos, son el caldo de cultivo perfecto para el odio. Ni los políticos ni los medios de comunicación deben contribuir a ello, es su responsabilidad, es nuestra responsabilidad. Lo de ayer no fue un asalto a un Ayuntamiento, sin más, fue un asalto a la democracia. Fuente* Cadena Ser

No fue un asalto al Ayuntamiento de Lorca fue un asalto a la democracia

Las redes sociales estan que arden…