Saltar al contenido
España Trabaja

El magnate ruso dueño de los supermercados Día, tras las sanciones económicas: «No sé cómo vivir»

22 marzo 2022
El magnate ruso dueño de Día no sé cómo vivir después de las sanciones

El magnate ruso dueño de Día no sé cómo vivir después de las sanciones

Mikhail Fridman ha sufrido pérdidas millonarias y tiene tarjetas bancarias bloqueadas

El oligarca ruso Mikhail Fridman comentó en una entrevista con Bloomberg que no sabe cómo vivir, semanas después haber sido sancionado.

Fridman, que tiene un patrimonio neto de 10.100 millones de dólares, según el índice de multimillonarios de Bloomberg,

fue sancionado por la Unión Europea el 28 de febrero y por el Reino Unido el 15 de marzo.

Cuando se conocieron las sanciones de la UE las consideró como «infundadas e injustas» en ese momento y dijo que las impugnaría.

Desde que comenzó la invasión de Ucrania, la riqueza de Fridman se ha reducido en 4.000 millones de dólares«No sé cómo vivir», dijo el empresario a Bloomberg. «No lo sé. Realmente no lo sé».

El magnate ruso dueño de Día no sé cómo vivir después de las sanciones

Fridman, cofundador de la firma de inversión londinense LetterOne y exmiembro de la junta directiva de la compañía bancaria rusa Alfa-Bank, indicó a Bloomberg que las sanciones

significaron que su última tarjeta bancaria en funcionamiento en el Reino Unido fue congelada.

El multimillonario, que vive en el Reino Unido, tiene una asignación de 2500 libras (3000 euros) al mes y debe solicitar una licencia para gastar dinero.

«Mis problemas no son nada en comparación con los problemas de ellos», contó al medio económico, refiriéndose a los ucranianos atrapados en el conflicto.

Fridman renunció al directorio de Alfa-Bank un día después de que la UE lo sancionara. También salió de la junta directiva de LetterOne, la firma de inversión que cofundó.

El empresario explicó que pensaba que tenía una buena relación con Occidente debido a sus viajes a Washington y al programa de becas Alfa-Bank que creó

para ciudadanos estadounidenses, británicos y alemanes en 2004. «Creíamos sinceramente que éramos tan buenos amigos del mundo occidental que no podíamos ser castigados», indicó.

Fridman se encuentra entre los muchos rusos a los que se aplican las sanciones occidentales destinadas a paralizar la economía de Rusia y castigar al presidente Vladimir Putin por su invasión de Ucrania.

Fridman pidió detener el «derramamiento de sangre»

A finales de febrero, Fridman pidió detener el «derramamiento de sangre» en Ucrania en una carta remitida al personal de LetterOne, su empresa inversora con base en Londres.

El multimillonario hizo pública su «profunda» tristeza por la invasión de Rusia en el territorio ucraniano y aseguró que «la guerra nunca puede ser la respuesta».

«No hago declaraciones políticas, soy un hombre de negocios con responsabilidades para con mis muchos miles de empleados en Rusia y Ucrania. Sin embargo, estoy convencido de que la guerra nunca puede ser la respuesta. Esta crisis costará vidas y dañará a dos naciones que han sido hermanos durante cientos de años. Si bien una solución parece terriblemente lejana, solo puedo unirme a aquellos cuyo ferviente deseo es que el derramamiento de sangre termine. Estoy seguro de que mis socios comparten mi punto de vista», señaló el multimillonario ruso en su carta. Fuente* ABC / seguir leyendo

El magnate ruso dueño de Día no sé cómo vivir después de las sanciones

El Recomendador

Karok Seo Web Posicionamiento Web desarrollado para la pequeña y mediana empresa

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad