Extremadura 11% en listas de espera 🥇 BRUTAL 100% PREOCUPANTE
Saltar al contenido
España Trabaja

Extremadura: 11% en listas de espera

8 febrero 2021
Extremadura: 11% en listas de espera

▶ Extremadura: 11% en listas de espera 🥇 BRUTAL 100% PREOCUPANTE ☝

Extremadura 11% en listas de espera

Si en Extremadura, según el último censo, vivimos 1.063.987 personas y 117.462 se encuentran en las listas de espera de la sanidad pública,

el resultado es que el 11,03% de la población que vive en la región está pendiente de una cita médica.

Los datos escandalosos que ha facilitado esta semana José María Vergeles, Consejero de Sanidad, no se quedan aquí, pues casi la mitad de los pacientes superan ya los plazos máximos establecidos por la ley de tiempos

de respuesta en la atención sanitaria especializada del sistema sanitario público de Extremadura que marca los límites para operarse en 180 días,

ir a primera consulta con el especialista en 60 o un mes para someterse a pruebas diagnósticas.

Desde el año pasado las listas de espera del Servicio Extremeño de Salud (SES) han aumentado un 5,9%.

Una cifra que puede entenderse debido a la pandemia que estamos afrontando pero que se convierte en inasumible al sumarse a las listas de espera que se arrastran como consecuencia de los recortes y de una gestión neoliberal de la sanidad.

Hay que repetirlo todas las veces que haga falta: es terrible que una de

cada diez personas que viven en la región esté esperando una cita médica.

la política sanitaria de la Junta de Extremadura.

La historia se convierte en aún más sangrante si se sigue la política sanitaria de la Junta de Extremadura.

Hace solo unos pocos meses, el presidente de la comunidad defendía la supuesta complementariedad entre la sanidad pública y la privada

mientras inaugura el hospital privado Santa Justa, del grupo empresarial Ribera Salud, en Villanueva de la Serena.

Ese centro privado, el hospital Quirón Salud de Cáceres y la clínica San Francisco,

también en Cáceres (fue la provincia más afectada en la primera ola), le han pasado una factura al Servicio Extremeño de Salud de 370.000 euros por la derivación de 73 pacientes el año pasado.

GESTIÓN NEOLIBERAL

La estrategia no es nueva. Los neoliberales llevan años con un plan que consiste en degradar la sanidad pública para que las personas

-que puedan- acaben recurriendo a la privada por necesidad.

Por poner ejemplos significativos de la degradación de la sanidad pública en la región, el Servicio Extremeño de Salud (SES) no practica interrupciones voluntarias del embarazo que se derivan en su totalidad a clínicas privadas concertadas, durante el 2020,

en plena pandemia, la Junta privatizó los servicios de cocina, lencería y mantenimiento en los hospitales San Pedro de Alcántara y Universitario de Cáceres y

ha consentido todo tipo de chapuzas y negligencias a la empresa que gestionaba el servicio del transporte sanitario de la región.

Los recortes, las listas de espera, el abandono de la sanidad en el medio rural

Los recortes, las listas de espera, el abandono de la sanidad en el medio rural ( que incide directamente en la despoblación con la emigración forzosa de la juventud), la precarización del empleo sanitario, el copago,

las externalizaciones, el desastroso servicio del transporte sanitario, los sobrecostes y una mala gestión son sólo síntomas de una paulatina y sistemática destrucción de la sanidad pública en Extremadura por los gobiernos del PSOE.

La única posibilidad para dar un servicio de calidad es una sanidad pública al 100%, pues el sector privado solo está interesado en la búsqueda de beneficios y no en garantizar la salud de la población.

Somos: España Trabaja

Fuente* Mundo Obrero.es

TE PUEDE INTERESAR

    Feed has no items.