Saltar al contenido
España Trabaja

La sencilla prueba que demuestra si el cuentakilómetros de un coche está trucado

16 noviembre 2021
La sencilla prueba que demuestra si el cuentakilómetros de un coche está trucado
La sencilla prueba que demuestra si el cuentakilómetros está trucado

La sencilla prueba que demuestra si el cuentakilómetros está trucado

Por menos de 10 euros y recurriendo a la DGT puedes cerciorarte si el vendedor de un vehículo de ocasión ha manipulado los dígitos del odómetro

El mercado de vehículos de ocasión también está sufriendo las consecuencias de la pandemia. En 2020 se vendieron 1.963.053 coches de segunda mano, un 12,8% menos respecto al año anterior, pero aun así las operaciones con automóviles usados son mayoritarias en España. En el año de la crisis sanitaria de la covid, por cada coche nuevo se comercializaron 2,3 usados, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (Ideauto).

Esto explica que España cuente con uno de los parques móviles más envejecidos de Europa. La edad media de los vehículos que circulan por las carreteras y calles de nuestro país es de 13,1 años, muy por encima de la media europea, que es de 10,8 años.

Así lo acredita el informe anual 2020 de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) que pone el acento en el hecho de que casi dos tercios de los turismos que circulan por España tienen más de 10 años.

La sencilla prueba que demuestra si el cuentakilómetros está trucado

Hacerse con un coche de segunda mano entraña un riesgo considerable si el comprador no es un gran entendido. Si bien en los concesionarios que comercializan vehículos de ocasión existen ciertas garantías sobre el estado del vehículo no ocurre lo mismo en las operaciones entre particulares.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconseja que el comprador, si no es un gran entendido en la materia, acuda acompañado por un mecánico o que contrate los servicios de una empresa certificadora para comprobar el estado general del coche.

Uno de los aspectos que siempre levanta más sospechas es el que hace referencia al número de kilómetros recorridos. Trucar el cuentakilómetros para que marque una cifra inferior a la real es una estrategia que emplean algunos vendedores para simular un desgaste menor del vehículo y aumentar su valor.

Aunque se trata de un delito de estafa es una práctica que no se ha conseguido erradicar del todo, según se desprende de las denuncias presentadas por los usuarios.

En España, por cada coche nuevo que se vende se comercializan 2,3 usados

Comprobar si el vendedor nos dice la verdad sobre el número de kilómetros que marca el vehículo es más fácil cuando se trata de un cuentakilómetros digital que otro analógico.

Basta con conectar el coche a una máquina de diagnosis y esperar el resultado de las operaciones que se han realizado con él. De este modo veremos si queda reflejado o no que un programa ha reducido el kilometraje marcado.

La Guardia Civil detuvo el pasado 8 de noviembre a dos hombres por manipular los cuentakilómetros de coches de segunda mano en Don Benito (Badajoz)
 Guardia Civil

Cuando se trata de un cuentakilómetros analógico no es posible realizar las pruebas de diagnosis para saber si el vendedor nos dice la verdad o miente acerca del kilometraje del coche.

Para salir de dudas, debemos pedir toda la documentación del vehículo. Allí deben constar todas las revisiones de ITV a las que ha sido sometido y el número de kilómetros que había recorrido el coche en el momento de pasar los tests.

Manipular el cuentakilómetros está catalogado como un delito de estafa

Si el vendedor no dispone de la documentación pertinente, algo que puede hacernos sospechar de que el cuentakilómetros ha sido trucado, tenemos otra vía para salir de dudas. Consiste en solicitar a la Dirección General de Tráfico (DGT) un informe oficial sobre el vehículo sobre el que queremos hacer la consulta.

Por un módico precio de 8,59 euros, que es el importe de la tasa que hay que abonar, Tráfico nos facilitará toda la información sobre el vehículo: nombre del titular, fecha de la primera matriculación, cargas, historial de ITV, etc.

Es este último punto el que nos interesa comprobar ya que, como hemos dicho anteriormente, allí se anota el kilometraje del vehículo en cada inspección de ITV.

Por lo tanto, estamos ante una manera eficaz y económica de averiguar si los kilómetros que marca el odómetro del coche se ajustan a la realidad o los dígitos están trucados. Según publicación de la Vanguardias

La sencilla prueba que demuestra si el cuentakilómetros está trucado

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad